Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La Agencia Andaluza de Cooperación financia dos nuevos proyectos de la FSU

Niños de escuelas rurales indígenas de la región peruana de Cusco

Compartir noticia

Fuente: Diario Córdoba

La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID) ha financiado con casi 600.000 euros dos nuevos proyectos de la Fundación Social Universal (FSU) en Perú. El primero de ellos pretende mejorar las condiciones de habitabilidad y salubridad de las viviendas rurales del Valle Sur de Cusco mediante el desarrollo de capacidades de la población indígena y la utilización de tecnologías tradicionales mejoradas.

A su vez, el segundo proyecto que ha recibido el respaldo de la agencia andaluza pretende promover la enseñanza desde la cultura local para el fortalecimiento de la identidad y la inclusión social de las comunidades educativas quechua de Quispicanchi. Ambos proyectos, que cuentan con una duración aproximada de dos años, tienen un presupuesto total de 665.310,96 euros, de los que cerca del 90 por ciento ha sido financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación .

"La recurrente ausencia del Estado en la zona rural, la situación de exclusión de la población indígena, las grandes brechas entre la población urbana y rural, la falta de oportunidades y de mejores condiciones de vida en el campo son los factores que determinan que la población indígena rural se vea afectada en sus derechos y necesidades que, pese a estar amparados por la Constitución Política del Estado y los acuerdos y compromisos internacionales, agudizan y hacen más vulnerables a un tercio de la población peruana", explicó el coordinador de la oenegé montillana, Juan Manuel Márquez.

En este contexto, la FSU ha detectado las precarias condiciones de habitabilidad en las que se encuentra la población indígena del Valle Sur del Cusco, consecuencia de la autoconstrucción de las viviendas sin asistencia técnica y sus condiciones de insalubridad debido a las inadecuadas prácticas de higiene y de limpieza asociadas al hacinamiento.

Por otro lado, la Fundación Social Universal se ha propuesto fomentar en estas mismas comunidades altoandinas el desarrollo de la identidad quechua y de una conciencia de ciudadanía intercultural con la incorporación de la cultura local a los procesos de aprendizaje en la escuela.