NOTICE: The content of this website is pending to update

El dolor y la esperanza

Total votes: 2224

José Manuel García-Margallo durante su intervención en la Cumbre. EFE

Por José Manuel García-Margallo | Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, nos ha convocado a la I Cumbre Humanitaria mundial. Estamos llamados a dar respuesta a las crisis humanitarias que asolan buena parte del planeta. Más de 125 millones de personas están necesitadas de asistencia y protección urgente y más de 60 millones han sido desplazadas de sus hogares como consecuencia de guerras como las de Siria o Yemen o de catástrofes como el terremoto de Ecuador.

No se trata de situaciones esporádicas sino de crisis estructurales. Somos conscientes de que la comunidad humanitaria está al límite de su capacidad de respuesta. Tan solo en Siria, desde 2011, han muerto más de 280.000 personas, son 6,5 millones los desplazados internos y hay más de cuatro millones de refugiados. Trece millones de sirios requieren asistencia humanitaria inmediata. Aunque la comunidad internacional intenta responder con generosidad a las llamadas de ayuda, estamos lejos de poder colmarlas. ¿Qué puede hacer un país como España ante una situación así? Desde luego, no cruzarnos de brazos. He mencionado Siria, porque en este conflicto desempeñamos un papel destacado como miembro no permanente del Consejo de Seguridad. Voy a ilustrarlo con un ejemplo preñado de dolor y de esperanza.

Fuente | El País | Información completa

Add comment