¿Qué acciones lleva a cabo la universidad en cooperación para el desarrollo?

Logotipo del Observatorio de Cooperación Universitaria al Desarrollo

¿Qué acciones lleva a cabo la universidad en cooperación para el desarrollo?
 

Dentro de sus ámbitos naturales de actividad las universidades españolas, individualmente y en conjunto, desarrollan distintos tipos de acciones vinculadas con el desarrollo, que, a grandes rasgos son: Formación (teórica y práctica) vinculada al desarrollo y la cooperación, Investigación para el desarrollo y estudios sobre el desarrollo, cooperación interuniversitaria y fortalecimiento de instituciones de educación superior de países en vías de desarrollo, actividades de difusión, sensibilización y movilización, y programas y proyectos de acción sobre el terreno.

  • Acciones de formación (teórica y práctica): se consideran acciones de formación aquellas que llevan aparejada una carga crediticia y/o están encaminadas a la consecución de un título reconocido. Grados, postgrados y doctorados (oficiales y títulos propios) vinculados al desarrollo y la cooperación, asignaturas y cursos con carga crediticia o reconocimiento académico, formación de formadores, programas de prácticas desarrollado específicamente en este ámbito, trabajos de fin de grado, fin de máster, etc.
  • Acciones de investigación: hablamos aquí tanto de investigaciones para el desarrollo como de estudios sobre el desarrollo. Tesis Doctorales relacionadas con la cooperación al desarrollo, Trabajos de Investigación, tesinas, Premios a la investigación, Cátedras, Observatorios, Redes de Expertos, etc.
  • Cooperación interuniversitaria encaminada al fortalecimiento institucional de centros de educación superior en países socios. Cooperación investigadora conjunta - Redes universitarias – Cooperación técnica para la mejora de planes de estudio o titulaciones (desarrollo curricular de universidades) - Transferencia de conocimientos y capacidades: formación de formadores universitarios - Capacitación, asistencia técnica e intercambio de gestores universitarios- Apoyo al equipamiento: mejora de infraestructura y equipamientos de centros de educación superior
  • Acciones de Educación para el Desarrollo que permitan formar, sensibilizar y movilizar a la comunidad universitaria, en especial a los estudiantes, sobre los problemas del desarrollo y la cooperación,  además de promover la investigación en Educación para el Desarrollo y la colaboración con otros actores. Jornadas, charlas-debate, coloquios, talleres, cursos, seminarios, foros y otros actos de reflexión – Elaboración de material didáctico y publicaciones  – Campañas de sensibilización y movilización – Programas de voluntariado (sin carga crediticia) – Campañas de recolección de fondos y ayuda – Premios a actividades de difusión y sensibilización, etc.
  • Programas y proyectos de acción sobre el terreno. Convocatorias de apoyo económico a programas, proyectos y actuaciones de Cooperación para el Desarrollo - Programas y Proyectos de desarrollo - Proyectos de investigación aplicada relacionados con la cooperación al desarrollo (pueden tener componente o sesgo de investigación en su seno, pero no tienen el formato de investigación como tal) - Asistencias técnica y actividades de consultoría para diversos agentes de la cooperación.
  • Promoción, gestión y coordinación de políticas y programas CUD. Grandes eventos (reuniones y congresos) de prospectiva, planificación o evaluación global - Actividades de Coordinación y concertación de las políticas de cooperación - Sistemas de seguimiento, evaluación, y garantías de calidad de políticas CUD - Actividades de gestión y fomento interno de actividades CUD no clasificables en otros ámbitos.

La universidad española dentro del sistema de cooperación

Las universidades desde el II Plan Director de la Cooperación Española son consideradas actores de la Cooperación al Desarrollo y por ello están representadas en el Consejo de Cooperación al Desarrollo tanto en el ámbito estatal como autonómico. En relación al Consejo de Cooperación al Desarrollo estatal, el Consejo de Coordinación Universitaria designa a dos representantes de las universidades españolas en el mismo, que por acuerdo de la Comisión de Internacionalización y Cooperación de las Universidades Españolas (CICUE)  de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE)  son las personas que ocupan la presidencia y secretaria del Grupo de Trabajo de Cooperación de CICUE/CRUE.

A este grupo de trabajo se vincula el Observatorio de la Cooperación Española (OCUD/CRUE).

Las universidades españolas además forman parte de todas las Comisiones del Consejo, La Comisión de Seguimiento y PACI (que actualmente presiden), la Comisión de Coherencia de Políticas, y también forman parte de los grupos de trabajo que se han constituido dentro de éste: Educación para el Desarrollo (que presiden), Género, Agenda post 2015, Evaluación y Seguimiento; Innovación e Investigación para el desarrollo; Sector Económico y Productivo. La participación en estos grupos se hace a través del órgano colegiado de la CRUE en Cooperación, el Grupo de Trabajo de Cooperación de la Comisión de Internacionalización y Cooperación de las Universidades Españolas (CICUE/CRUE).

Las universidades públicas, como actores del sistema de cooperación española, informan al Ministerio de Asuntos Exteriores sobre su desempeño en este ámbito, a través de una encuesta anual, la conocida con Encuesta de Seguimiento del Plan Anual de Cooperación Internacional (PACI), la cual se informe, orienta, recoge y valida  a través del OCUD y el último año se ha colaborado activamente para traspasarla, una vez validada, en la plataforma creada por MAEC, Info@OD.

Fortalezas de la Cooperación Universitaria para el Desarrollo

  • Las universidades tienen un papel fundamental en la generación y transmisión del conocimiento en la cooperación española, desde la formación y la investigación (aplicada y en colaboración con otros actores), además de ocupar un lugar privilegiado en la necesaria generación de una ciudadanía global, comprometida y responsable.
  • La CUD contribuye a hacer más Universidad y a generar una cultura solidaria en su seno.
  • Tiene una creciente relevancia en la Responsabilidad Social Universitaria.
  • Capacidad de adaptación en un marco de crisis.
  • La CUD mantiene unas relaciones estables y muy consolidadas con universidades socias.

Logotipo del Observatorio de Cooperación Universitaria para el Desarrollo, actor de la Cooperación Española

El Observatorio de Cooperación Universitaria para el Desarrollo

En 2007, las universidades españolas, a través del Grupo de Trabajo de Cooperación de la Comisión de Internacionalización y Cooperación de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CICUE-CRUE), y gracias a la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, se dotan de esta herramienta que permitiría, por una parte, disponer de una estructura estable para la recopilación regular de información sobre actividades computables como Ayuda Oficial para el Desarrollo, y por otra difundir la actuación de las Universidades en aquellas áreas donde estas son actores idóneos, tales como la investigación aplicada a desarrollo, la asistencia y capacitación técnica y la formación de capital humano.

En 2008 echa a andar el Observatorio CUD con este mandato y los siguientes objetivos:

  • Facilitar la integración de la CUD en el sistema de Cooperación Española.
  • Mejorar el conocimiento por parte del propio sistema CUD de lo que se hace en este terreno en cada universidad y en el conjunto de ellas para lograr un mejor diseño de estrategias y coordinación de esfuerzos.  
  • Homologar los diferentes tipos de acciones CUD en función de una pauta única, consensuada y compatible con los criterios oficiales del sistema de cooperación español, así como con los utilizados por los organismos de la cooperación internacional.
  • Hacer más visible el trabajo que llevan a cabo las universidades en este campo, sus potencialidades y recursos.  
  • Integrar en el Observatorio, evitando su reiteración, los procesos de gestión de recursos y los flujos de información sobre la CUD.
  • Potenciar el trabajo en red tanto entre universidades como entre estas y otros agentes de cooperación.
  • Elaborar informes periódicos y facilitar el acceso a la investigación y a la evaluación de las actividades CUD.

El Observatorio está coordinado por la Presidenta del Grupo de Cooperación y cuenta con un Consejo Asesor, compuesto por profesionales de la Cooperación Universitaria para el Desarrollo, la CRUE y las administraciones implicadas.