Entender la Cooperación

 

Alumna del Centro de Formación de la Cooperación Española en Cartagena

Los siguientes conceptos, explicados en esta página, son fundamentales para entender el funcionamiento del sistema internacional de la Cooperación para el Desarrollo.

 

¿Qué entendemos por Cooperación para el Desarrollo?

La Cooperación para el Desarrollo comprende el conjunto de actuaciones que contribuyen al desarrollo humano y sostenible, la disminución de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos en una sociedad más justa. Estas actuaciones son realizadas por organismos públicos y privados con el propósito de promover un progreso económico y social global, sostenible, inclusivo y equitativo que promueva la justicia y la igualdad entre los cuidadanos. De acuerdo a las palabras de nuestro Plan Director y desde esa perspectiva, la cooperación se convierte en “garantía del pleno ejercicio de los derechos fundamentales, pero también medios materiales, ingresos y riqueza, oportunidades, acceso a servicios de educación o salud, es poder expresarse en democracia y tener seguridad, poder vivir en un medio ambiente sano alrededor, y es también confianza y autoestima en el propio proyecto vital.”

El trabajo de la cooperación para el desarrollo se lleva la práctica mediante modelos de colaboración basados en la horizontalidad, el interés mutuo, la transparencia y la rendición de cuentas, de manera que se puedan forjar alianzas en las que países en desarrollo y donantes trabajen en un plano de mutua responsabilidad para alcanzar los objetivos mundiales de desarrollo. Para ello se utilizan distintas modalidades e instrumentos de colaboración. Entre ellos:

  • Cooperación bilateral. Acciones de cooperación que se establecen entre un país en desarrollo y un país donante.
  • Cooperación multilateral. Acciones de cooperación que se canalizan a través de organizaciones multilaterales de desarrollo (OMUDES) financieros, no financieros, UE, fondos globales o multidonantes, organismos regionales y de integración, y otras entidades que el CAD considera elegibles para ello. En su mayor parte se tratan de contribuciones económicas a sus presupuestos regulares o a sus programas, proyectos o fondos fiduciarios concretos (ver página sobre la canalización de la ayuda). Además se pueden realizar también programas de colaboración de índole técnica por ejemplo a través del Programa JPOs (Junior Programme Officers) con Naciones Unidas, o prestando expertos (por ejemplo, en protección civil para situaciones de catástrofes), entre otros. A su vez las contribuciones multilaterales, según el CAD, se pueden clasificar en contribuciones multilaterales (al presupuesto regular, core) y contribuciones multibilaterales o marcadas (o earmarked, destinadas a financiar programas, proyectos o fondos). La cooperación multilateral presenta características claras que la sitúan en general como el vehículo más apropiado para abordar los Bienes Públicos Globales, por su legitimidad política, una base técnica más amplia, y la posibilidad de lograr economías de escala que obtengan mayores impactos.
  • Cooperación delegada. Modalidad de provisión de ayudas por la que una o varias agencias de cooperación aportan fondos y encomiendan a una tercera agencia -por su liderazgo, capacidad o conocimiento del contexto-, la realización de las actividades programadas en la ayuda.
  • Cooperación reembolsable. Ayuda económica ofrecida a un país en forma de préstamos blandos en condiciones de interés y tiempo favorables.
  • Cooperación triangular.  Actuación conjunta de dos actores a favor de un tercero para hacer más eficiente y eficaz la transferencia de recursos, obteniendo avances significativos y estables para el desarrollo.
  • Cooperación Sur-Sur. Cooperación establecida entre países en desarrollo para el beneficio mutuo mediante el intercambio de recursos, tecnología y conocimiento.
  • Apoyos presupuestarios. Generales o sectoriales, realizados mediante ayudas a los presupuestos elaborados por los gobiernos de los países en vías de desarrollo.
  • Canje de deuda. Condenación de deuda a un país a cambio de que emplee esa deuda o parte de ella en acciones de encaminadas al desarrollo de sus ciudadanos.

 

¿Qué actores intervienen en la Cooperación?

El sistema de la cooperación para el desarrollo está constituido por actores de diversa índole y funciones. En él coexisten organismos públicos y entidades privadas, algunas de carácter generalista y otras más especializadas. Por regla general los países, incluidos algunos en desarrollo, tienen sus propias agencias de cooperación, que se encargan de la gestión de las ayudas. Además de estas agencias y sus gobiernos, y los organismos multilaterales, otras instituciones públicas como las administraciones regionales y locales y las universidades, son actores de la cooperación para el desarrollo.

En cuanto a las entidades privadas se distinguen las empresas y las que poseen fines sociales, como las Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo ONGD, además de otros colectivos sociales como sindicatos, organizaciones civiles, fundaciones, etc.

 

¿Qué es la Ayuda Oficial al Desarrollo AOD?

La Ayuda Oficial al Desarrollo está constituida por las ayudas que los gobiernos estatales, regionales o locales de un país, destinan a los países en desarrollo, bien de forma bilateral o a través de instituciones multilaterales.

Para ser considerada AOD, las operaciones deben satisfacer algunas condiciones:

  • Por el origen de los recursos. Deben ser recursos públicos.
  • Por su objetivo. Puede ser financiera (si se transfiere dinero) o no financiera (si se transfieren conocimientos, tecnología, bienes, servicios, etc.).
  • Por el lugar donde se realiza. Puede ser en países del Sur (cooperación en terreno) o en el Norte (educación para el desarrollo).
  • Por su ejecución. Puede ser bilateral, a través de las administraciones públicas o de las ONGD, o multilateral.
  • Por su reembolso. Puede ser reembolsable, si debe devolverse al final de la acción, o no reembolsable, si se entrega como donación.

Las acciones internacionales de cooperación para el desarrollo son supervisadas, evaluadas y aconsejadas por el Comité de Ayuda para el Desarrollo (CAD), organismo integrado en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y constituido por los principales países donantes del mundo.

 

¿Qué es la acción humanitaria AH?

La acción humanitaria es el mecanismo de respuesta de los países donantes hacia países víctimas de alguna catástrofe o un conflicto bélico. Sus actuaciones se centran en la prevención de riesgos, la respuesta inmediata una vez producido el acontecimiento, el socorro a las víctimas, la rehabilitación y reconstrucción de los escenarios afectados, y la sensibilización de la población internacional para recabar fondos de ayuda.

 

Glosario de términos

Para alguien que se acerca por primera vez al ámbito de la Cooperación Internacional para el Desarrollo, puede ser interesante explicar algunos conceptos básicos en el siguiente listado de términos.

  • Blending: uso combinado de crédito y donación que genera apalancamiento de más recursos con bajos costes financieros para el receptor.
  • Cooperación técnica: centrada en el intercambio de conocimientos técnicos y de gestión, cuyo fin es aumentar las capacidades de instituciones y personas para promover su propio desarrollo.
  • Fondos fiduciarios: fondos establecidos y gestionados por un organismo multilateral mediante acuerdos financieros y administrativos, destinados a objetivos o actividades concretas que pueden estar enmarcadas en un programa más amplio. En este tipo de canalización, uno o más donantes aportan recursos a un fondo constituido en el seno de un organismo o institución, que actúa como fiduciario del fondo, para el logro de alguno de sus fines y mandatos específicos en uno o en varios países, y que tiene una cuenta presupuestaria y contable específica para ello. Generalmente un único organismo actúa de gestor, si bien en la programación, ejecución y rendición de cuentas pueden participar distintas entidades multilaterales. Aunque algunos de los fondos fiduciarios estén alojados en Instituciones Financieras Internacionales (IFIs) – particularmente en el Banco Mundial – no por ello hay que presuponer que sean de carácter reembolsable.
  • Programación conjunta: esfuerzo colectivo a través del cual varios actores trabajan juntos para preparar, ejecutar, seguir y evaluar las actividades dirigidas a la consecución eficaz y efectiva de los objetivos de desarrollo.
  • Resiliencia: capacidad de las personas, comunidades, organizaciones o países expuestos a desastres, crisis y las vulnerabilidades subyacentes, para anticiparse, reducir el impacto, enfrentarse y recuperarse de los efectos de la adversidad sin comprometer sus perspectivas a largo plazo.