Agenda internacional de la Cooperación Española

Madre e hijo, beneficiarios de la Cooperación Española

Agenda de Desarrollo Post2015

Una vez finalizado el periodo de vigencia de la Declaración del Milenio y los ODM, la nueva agenda universal de desarrollo y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tomarán el relevo en nuestra agenda de cooperación internacional para el desarrollo.

La agenda internacional de desarrollo, que ha estado centrada en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio desde el año 2000, afronta a partir de este año el establecimiento de una nueva agenda en la que se ha estado trabajando durante los últimos años y que se concreta en la aprobación final de los ODS con un periodo de vigencia de 2015-2030.

En el plano internacional, a partir de la publicación del Documento de propuesta de los ODS, respaldado por la Asamblea General en septiembre de 2014, y del Informe de Síntesis del Secretario General de Naciones Unidas, del mes de diciembre de 2014, la Cooperación Española participará en el calendario de negociaciones hasta el mes de julio, que finalizarán en la Cumbre para la adopción de la Agenda Post2015 en el mes de septiembre.

A nivel nacional, para construir la Posición Española, se ha seguido un proceso consultivo amplio iniciado en 2013 con el encargo de un primer Informe académico. En septiembre 2013 se realizó la primera Consulta Nacional. Un año más tarde se consolidó la propuesta de posición española que ha sido trabajada con la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas y el Consejo de Cooperación. Se realizó una segunda Consulta Nacional en septiembre 2014 en el Congreso de los Diputados.

Después del proceso de consultas y jornadas de debate, la posición española ha quedado reflejada en dos documentos fundamentales:

La posición española está estructurada en dos bloques: Principios y objetivos.

Los principios para la nueva Agenda de Desarrollo Post2015 son los siguientes:

  • Reconocimiento de los ODM, de sus principios, valores, y los logros conseguidos, incluyendo una reflexión sobre los incumplimientos y las dimensiones ausentes.
  • Agenda universal de desarrollo, de manera que haya unos objetivos compartidos por todos y unas metas diferenciadas para la realidad concreta de los países.
  • La agenda debe estar centrada en las personas, con un fin de erradicación de la pobreza y disminución de la desigualdad, desde un enfoque de derechos, de género y de sostenibilidad del desarrollo.
  • Se debe vincular la lucha contra la pobreza y el desarrollo con la sostenibilidad en todas sus dimensiones incluyendo los procesos que afectan al futuro del planeta, como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Debe ser una agenda transformadora.
  • Los Países de Renta Media tienen que estar incluidos tanto por sus problemas de desigualdad y sostenibilidad, como por la responsabilidad que deben asumir en la provisión de Bienes Públicos Globales.

Los doce objetivos propuestos son los siguientes:

  • Erradicación de la pobreza y disminución de la vulnerabilidad.
  • Disminución de la desigualdad: un desarrollo con equidad.
  • Sostenibilidad ambiental.
  • Gobernanza democrática y derechos humanos. Paz y seguridad.
  • Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres.
  • Seguridad alimentaria y nutrición.
  • Salud: cobertura universal.
  • Educación de calidad para todos.
  • Derecho humano al agua y saneamiento.
  • Crecimiento económico inclusivo y sostenible. Creación de empleo.
  • Energía sostenible para todos.
  • Alianza global para la nueva agenda de desarrollo.

Todo ello ilustra la posición española tanto para la negociación de los 17 ODS como para los seis elementos esenciales propuestos en el Informe de Síntesis del SGONU.  Y se resume en las prioridades de la posición española para toda la agenda que, independientemente del número de objetivos o de la negociación de los principios, como tales prioridades, deben reflejarse en toda la Agenda de Desarrollo Post2015:

  • Erradicación de la pobreza.
  • Disminución de la desigualdad.
  • Sostenibilidad en todas sus dimensiones.
  • Enfoque de Derechos.
  • Enfoque de género.

Agenda de Financiación del Desarrollo Post2015

Paralela a la negociación de los objetivos, de los 'fines' del desarrollo, se está negociando la agenda de los 'medios': aquello que hace posible que se alcancen los fines. Es la agenda de Financiación del Desarrollo, cuyo punto de partida es el Consenso de Monterrey (2002) y su posterior revisión en la Declaración resultante de la Conferencia de Financiación del Desarrollo de Doha (2008).

La convocatoria de la 3ª Conferencia de Financiación del Desarrollo que se celebrará del 13-16 de julio de 2015 en Addis Abeba es el hito principal en esta agenda de financiación.

A nivel internacional y como documento de partida para la negociación se ha presentado en julio de 2014 el Informe del Comité de Expertos para la Financiación del Desarrollo Sostenible.

Para la construcción de la posición española en la agenda de financiación, se están siguiendo los siguientes pasos:

  • Diciembre 2014-Enero 2015: Constitución de un Grupo Académico para la presentación de un informe a la Cooperación Española.
  • 25 de febrero 2015: Taller de trabajo entre el Grupo Académico y Administración General del Estado –AGE- fundamentalmente con aquellos Ministerios con competencias en la materia)
  • 9-10 de marzo 2015: Jornadas de ‘Fiscalidad y Equidad’ en Antigua, Guatemala. Centrado en los programas de fiscalidad en Centroamérica, se vinculará con la Agenda de Financiación del Desarrollo Post2015 en relación a la movilización de recursos domésticos.
  • 25 de marzo 2015, Jornada de debate sobre la posición española en Financiación del Desarrollo en Salamanca con todos los actores de manera que se canalice su participación en la elaboración de la posición española.

En este calendario de trabajo se profundizará en las líneas prioritarias de la posición española:

  • Financiación pública nacional: fundamentalmente la parte de fiscalidad, en su doble vertiente de ingresos y gastos, a través del fortalecimiento de las capacidades nacionales para el diseño y gestión de un sistema tributario adecuado.
  • Financiación pública internacional: es fundamental una buena coordinación con el debate que se están llevando a cabo en el CAD, en el que España está siendo muy activa. Los nuevos acuerdos sobre la AOD y el apoyo a la nueva  medida TOSD (Total Official Support for Development), serán primordiales en la agenda de financiación del desarrollo. Además en este apartado se estudiarán las posibilidades que brindan a medio y largo plazo los mecanismos de financiación innovadora, principalmente, la Tasa de Transacciones Financieras.
  • Transparencia internacional, coordinación internacional en temas fiscales: incluye la lucha contra la evasión fiscal, el blanqueo de dinero, acciones contra los paraísos fiscales, etc. y la coordinación con las medidas concretas impulsadas por el G20. Estas medidas incluyen la reducción de prácticas de precios de transferencia de las multinacionales y el fomento del intercambio automático de información fiscal.
  • Otras medidas en las que España tendrá una posición en el marco de la posición común de la Unión Europea serán: las políticas comerciales, la inversión extranjera directa, las remesas y la inclusión financiera y la gestión de la deuda externa. Todo ello desde un enfoque de coherencia de políticas para el desarrollo.
  • Gobernanza del sistema financiero internacional, a través de la coordinación de las IFIs con el Sistema de Naciones Unidas y la Agenda internacional de desarrollo.

A su vez, la posición Europea se irá construyendo a lo largo del semestre. Se trabajará sobre la Comunicación de la Comisión sobre Financiación del Desarrollo (publicada en febrero 2015) y la negociación de las conclusiones del Consejo de FFD (Financiación para el Desarrollo) para finales de mayo de 2015.

El trabajo continuo con la AGE y con el Consejo de cooperación permitirá hacer un seguimiento de esta agenda de trabajo y de los contenidos de la posición española.

 

Conferencia Internacional de Reducción de Riesgos de Desastres

Del 14 al 18 de marzo la ciudad japonesa de Sendai acogió la Terecera Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre Reducción de Riesgos de Desastres (RRD). Esta conferencia tenía como objetivos la realización de un balance de los años de aplicación del Marco de Acción de Hyogo, adoptado en 2005 en el marco de la Segunda Conferencia Mundial, y aprobar un nuevo marco de acción que definiera los nuevos compromisos de la comunidad internacional para el Post2015 en materia de RRD.

Los participantes en la conferencia lograron acordar el documento Marco de Acción de Sendai para la RRD 2015-2030, junto con una Declaración Política y una Resolución que saluda y promueve compromisos voluntarios de los distintos actores para desarrollar el marco de acción.

Entre los numerosos temas que se trataron a lo largo de la Conferencia, en Diálogos Multiactores, eventos paralelos y varias presentaciones, destacan por novedosos los siguientes:

  • El vínculo entre RRD y el Cambio Climático.
  • Los riesgos vinculados a la Salud Global (epidemias).
  • La importancia de diseñar estrategias de resiliencia inclusivas que cuenten con la participación de las comunidades locales.
  • El papel del sector seguros en la RRD.
  • El programa de Escuelas Seguras.
  • El turismo resiliente.
  • Las nuevas amenazas tecnológicas.
  • La reubicación de poblaciones post-desastre.

Algunos de estos temas, -como la importancia de la lucha contra el cambio climático para prevenir riesgos de desastres, la necesaria implicación del sector privado en las políticas de RRD y la participación de las poblaciones afectadas en la toma de decisiones, destacando el protagonismo de las mujeres-, se vieron reflejados en el Marco de Acción aprobado.

La Delegación Española, encabezada por el Ministerio del Interior, y con participantes de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y la Secretaria General de Cooperación Internacional para el Desarrollo, hizo una declaración política en el Plenario, y participó activamente en dos Mesas Ministeriales, las de “Gobernanza del riesgo de desastre” y “Cooperación Internacional en apoyo de un marco de acción Post2015”, y en dos Diálogos Multiactores, además de seguir las evoluciones de la negociación sobre el texto final en el Comité Principal.

 

Conferencia de Beijing +20 y CSW (Comité del Estatuto de la Mujer)

El pasado marzo, entre los días 9 y 20, se celebró en Nueva York la 59ª sesión de la Comisión para la Condición Jurídica y Social de la la Mujer (CSW) cuyo objetivo principal ha sido la revisión y evaluación de la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción 20 años después de su adopción  en 1995 durante la IV Conferencia Mundial de las Mujeres de Beijing: Igualdad, desarrollo y paz, como encuentro histórico más importante para avanzar hacia la igualdad de género.

España, pionera en la lucha por la mejora de las condiciones de las mujeres y la infancia, envió una delegación encabezada por la Secretaria de Estado del Ministerio de Sanidad, que estuvo acompañada por la Directora para la Igualdad de Oportunidades y del Instituto de la Mujer, así como por la Directora de cooperación multilateral y horizontal y especialistas de Género de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y de  la Secretaría General de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

La intervención española en la apertura de la 59ª sesión, titulada 'Progresando en la igualdad de género y empoderamiento de las mujeres y niñas: por una Agenda Post2015 transformativa', subrayó la dificultad que supone este progreso y la necesidad de incluir indicadores que ayuden a medir este resultado.

España reafirmó su compromiso en materias de género a través los objetivos propuestos en el Plan estratégico de igualdad de oportunidades 2014-2016, instrumento que persigue eliminar la discriminación por razón de sexo y alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres.

Además de la participación en reuniones bilaterales y otras mesas redondas, la delegación española organizó un evento paralelo en la sede de Naciones Unidas bajo el título 'De Beijing al Post2015'.

Finalmente, durante la sesión se aprobaron los siguientes documentos:

COP 21: Cumbre del Clima de Paris

La negociación internacional sobre cambio climático en Naciones Unidas se encuentra en un momento histórico. En diciembre de 2015, la Cumbre del Clima de París deberá acordar un nuevo tratado internacional, jurídicamente vinculante, que establezca el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020. Este será aplicable a todos los países, por lo que es urgente movilizar posiciones a todos los niveles y acelerar la negociación en el ámbito de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

La última Conferencia sobre Cambio Climático (COP20) celebrada en Lima estableció el calendario de trabajo hasta diciembre de 2015 con la adopción del “Llamamiento de Lima sobre Acción Climática”. Este documento determina que todos los países deberán presentar sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero con suficiente antelación a la Cumbre de París, de una manera que sea posible cuantificar las contribuciones al Acuerdo. Para evaluar si las aportaciones de los países son justas y ambiciosas, y si son suficientes para mantener el incremento de la temperatura media global por debajo de los 2 grados centígrados, el Secretariado de la CMNUCC los publicó en su página web y preparó un informe de síntesis.

En Lima también se trabajó en la identificación de un documento en el que se resumen los elementos que los países quieren ver reflejados en el Acuerdo de París. Tras la primera sesión de negociación de este año en Ginebra, este texto se ha transformado en el texto oficial de negociación sobre el que se deberá trabajar en los próximos meses. Además, cabe destacar el reconocimiento de la Conferencia de las Partes de la CMNUCC al anuncio de un total de 10.200 millones de dólares al Fondo Verde para el Clima para los próximos cuatro años. España ha comprometido 149 millones de dólares.

Los retos a los que se van a enfrentar los países de aquí a París se resumen en los siguientes puntos:

  • La transición hacia un texto de negociación claro y conciso que identifique opciones para la discusión por parte de los ministros - La forma legal del nuevo acuerdo.
  • El tratamiento de la adaptación y la financiación, en un contexto en el que los países en desarrollo buscan un equilibrio con la mitigación.
  • El paquete financiero con el que apoyar las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático en los países en desarrollo más vulnerables.
  • El diseño de un acuerdo que sea flexible, duradero y suficiente como para mantener el incremento de la temperatura media global por debajo de los 2 grados centígrados.
  • El reconocimiento de las diferentes capacidades responsabilidades de los países en un contexto en constante evolución.
  • El financiamiento: aclarar cómo financiar la mitigación y la adaptación, lo que complica un acuerdo sobre el porcentaje de carga que cada país debe asumir para reducir emisiones.

La Oficina Española para el Cambio Climático coordinará la posición española en la que la Cooperación Española tendrá un papel activo.